Gorrión

En la ciudad donde nací, Santafe de Bogotá, Colombia, recuerdo siempre haber visto los gorriones, a pesar de la polución, contaminación y ruido aun hoy en día se les ve. Nunca he olvidado su peculiar gorgoteo cuando llueve o esta muy frío el clima, el cual me fascina. Cuando he estado viviendo en ciudades de alta temperatura siempre he extrañado a los gorrioncitos. A esta avecita tan común y adaptable le tengo mucha admiración, pues es tan común como la mas y tan simple, que pasa completamente desapercibida. Recuerdo haber vivido en un apartamento en Bogotá, en la calle 95 con carrera 21, donde les dábamos con Chalito (mi esposo) arroz de sobras y migas de pan.


Esta ave pertenece a la familia Fringillidae, subfamilia Emberizinae, se le conoce con los nombres de: Zonotrichia capensis y Rufous-collared porque tiene un collar de color naranja, además lleva copete. En Colombia se le conoce como "copetón", en Brasil como "Tico-Tico".


Ambato, Ecuador, Diciembre del 2000

Volver a la pagina principal de Matelopez